11 de julio de 2009

tener a un hermano de tres años es una excelente excusa para rever todos los clásicos de disney, y llorar como cuando tenías cinco años.

6 comentarios:

heydudeee dijo...

La verdad que el post anterior está buenísimo, a veces podemos tener nuestros momentos felices y dejar de sentirnos mal, pero bueno, yo creo que falta esa seguridad que nos hace seguir lamentando nuestra cierta infelicidad.
La verdad, KRAMER VS KRAMER ME ENCANTA. Qué buena película por dios. Singin' in the rain también la caretié y la vi, jajaja, no pensé que había gente que se iba a animar a verla (?!), porque es medio ñoña pero adorable.
En cuanto a este post, jajajajaja, hoy una amiga me hablaba de su adicción a las pelis de disney, y me contó una de los gatos no sé qué que le encanta, jajaja, ahora la quiero ver (?). Buena estrategia la tuya eh!

Damian! dijo...

Curioso, tengo una ahijadita/sobrina de la misma edad, y El Rey Leon, Tarzan, Aladin, y todas esas peliculas lindas de pequeño fueron muçi regalo de cumpleaños para ella (claaaaro, para ella! jaja)
A su Salud Lola!

c. dijo...

jaja, totalmente, cuando mi hermano era más pequeño veía las pistas de blue y las películas más recientes onda monsters inc.
saludos lola

c. dijo...

jaja, viste? la miré hace poco y me pareció genial.

sofi dijo...

yo no tengo hermanos de tres años :(

...:::Karen:::... dijo...

jaja a mi no me importa no tener hermanito para ver peliculas de disney, las veo sola o a veces con mi hermano, que es un año mas grande que yo :D