5 de mayo de 2009

final (caja negra)

mi mente es como una gran caja, repleta de pensamientos, emociones, etcétera. a su vez, la caja grande tiene una caja chiquita, cerrada artificialmente. es mi propia caja de pandora: está llena de elementos pertenecientes a un pasado que, por más cursi que suene, me duele recordar. son vestigios de cosas de hoy: relaciones, comportamientos, anécdotas, chistes. a veces, en lo cotidiano, algo me remite a esa caja, alguna canción, algún gesto, algún chiste. a veces yo me olvido y recuerdo. cuando se abre, es la analogía de otra caja, por ejemplo un regalo de un pariente lejano en navidad: te disgusta, es horrible, pero al mundo te mostrás contento, y agradecido. y me doy cuenta que abrí la caja de nuevo. es tarde, su contenido ya está volando en mí, haciéndome sentir realmente miserable.
igual, sé que pronto va a llegar el momento en que ni siquiera me voy a acordar de esa caja. y ahí sí, podré sentirme completamente bien.

2 comentarios:

...:::Karen:::... dijo...

Quisiera poder tener una caja negra como la tuya, para poder guardar todo esto, todos esos sentimientos que no me hacen nada bien...

QuiQue dijo...

Hey! neta que esa caja negra es odiosa!!,en el momento que se ahbre zas! triste realidad!... tienes muy cool tu blog cudiate! suerte bye